13 sept. 2009

Smiles



Cada vez que surge una oportunidad en relación a mi profesión, siento cosas parecidas.
Previo a la primer entrevista, estoy acelerada, me olvido del mundo, busco fotos, material, trabajos anteriores, ropa para la ocasión, veo con quien dejar a Delfi o si viene conmigo, organizo los papeles, la dirección, y me subo al auto que tiene suciedad de semanas, el baúl esta lleno de muestras de alfombras viejas, revistas mojadas, sabanas con las que cubrí muebles, cubos o cuadros, tarjetas de locales, un cuaderno viejo.. es mi espacio.Ese mismo lugar que me niego a ordenar cada vez que termino una obra, porque cuando no tengo trabajo muchas veces lo abro para mirar su contenido y reafirmarme, ese lío dice que me dedico a esto y que sigo en carrera.
Desde el domingo pasado lo tengo mas liado que de costumbre, se sumaron elementos nuevos y mi escritorio no parece preparado para una producción fotográfica, en el tablero hay rastros de acción, desvelo, alegría, revuelo, asombro, y ese "no llego" que tanto me gusta y me estimula a acomodar bien los tiempos. Hasta fui a una muestra esta semana¡. Esta actividad me completa, cada mueble, u objeto que consigo, cada acuerdo con el cliente y cada búsqueda, son pequeños momentos que celebro con aparente disimulo pero internamente tengo una sonrisa constante. Tal vez porque adoro reírme, es que gusta tanto esta profesión.





Imagenes: Anteproyecto/pestaña/Collage
Texto: Dulce

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...